Egg Cooperation

“¡No tenía ni el certificado!” Lo dejó todo y consiguió su primer empleo como programador (incluso antes de lo esperado).

 Gero García te cuenta cómo aprendió a programar y consiguió su primer empleo como programador en solo 9 meses. Se egresó de la carrera de Programación Full Stack en Egg y hoy trabaja en Slingr, una plataforma de desarrollo Low Code.

Gerónimo García, Gero para los amigos, se conecta a la videollamada con una gran sonrisa. Saluda desde el espacio donde trabaja, cómodo, relajado y de vez en cuando saluda a un colega que pasa a su lado.

Está en su oficina en Slingr, la empresa que lo contrató en 2021 cuando todavía no había recibido su certificado de Programación Full Stack en Egg. ¿Pero… por qué lo contrataron sin su diploma?. Los conocimientos que demostró durante el proceso de selección fueron suficientes para que lo tomaran.

“Así de potente es la carrera de Egg. Me llamaron desde Slingr y todavía sigo allí. Lo mejor de la metodología Egg es que replica al 100% lo que es un trabajo real en una empresa por lo que me fue muy fácil adaptarme”, destacó. 

A todo o nada.

Pero hace unos años atrás Gero no estaba tan satisfecho. “Apenas terminé la secundaria empecé a estudiar Ingeniería Industrial y con el tiempo me di cuenta que no me motivaba”, recordó. De hecho tuvo que tomar una difícil decisión para llegar a donde está: dejar la universidad y dedicarse al 100% a aprender programación. “Soy partidario de que para triunfar hay que darlo con todo y yo aposté para conseguir mi primer empleo como programador ”, remarcó Gero.

En septiembre de 2020 arrancó la carrera de Programación Full Stack en Egg donde conoció un mundo nuevo. “No tenía idea de qué se trataba, empecé desde cero y me sorprendí”, reconoció. A los pocos meses ya estaba trabajando. “No tenía ni el certificado y había podido conseguir el trabajo”, comentó volviendo a sorprenderse de lo que él mismo logró. 

“Embarrarse las manos con código”

Como Full Stack Developer destacó tres cualidades de Egg que lo impulsaron en su carrera y lo llevaron a conseguir su primer empleo como programador:

-La teoría es fundamental, pero mucho más la práctica. “Para aprender hace falta embarrarse las manos con lo que es código y así es la metodología Egg”.

-En la mayoría de las empresas de software se trabaja en equipo. “Es más fácil adaptarte si estuviste desarrollando con otras personas o tratando de resolver un problemas en equipo como te enseñan en Egg”.

La autonomía que le dio nuestra carrera también fue un pilar fundamental: “Tratar de buscar la solución a un problema por uno mismo es muy importante y es una habilidad que se valora mucho en las empresas”.

¿Cómo es su trabajo actual?

Está con varios proyectos, cumpliendo un rol de hacer un montón de cosas: hablar con el cliente, tener en cuenta los requerimientos para hacer una app y ejecutarlo con metodologías ágiles. 

“Slinger tiene su fuerte en una plataforma de low code, es decir, una aplicación que permite desarrollar aplicaciones más rápidas. En eso estoy trabajando e integra las bases de la programación que es lo que aprendí en Egg. Es mi primer trabajo y en el que sigo”.

Dar el paso…

Antes de volver a su trabajo y concentrarse en el código, Gero les dejó un mensaje a todas las personas que están pensando en dar sus primeros pasos en la programación:

“Si verdaderamente te gusta y encontrás motivación no lo dudes. Cada persona tiene un proceso de aprendizaje distinto, pero tarde o temprano si lo das todo vas a llegar. La disciplina es la base de todo para conseguir cualquier resultado”.

Si tú llegaste hasta aquí es porque te gustaría seguir los pasos de Gero. Experimenta la programación de la mano de Egg con nuestra beca 100%. Postúlate ahora. y prepárate a descubrir una nueva forma de pensar mientras construyes la ruta hasta tu primer empleo digital. 

Y si tienes dudas de cómo hacerlo te invitamos a conocer los 3 pasos para postularte a la beca Egg.

Carla Romanello

Carla Romanello

Publicaciones recientes

Metodología

Suscríbite a nuestro newsletter

Seleccionar moneda